Medicamentos contra la gripe y el resfriado

Medicamentos contra la gripe y el resfriado

¿Gripe o resfriado?

En el resfriado las complicaciones son menos frecuentes y los síntomas se mantienen menos tiempo.

En la gripe el inicio es súbito y en resfriado es gradual

En la gripe suele haber fiebre y en el resfriado no

En la gripe duele haber dolores musculares y el resfriado no

En la gripe suele haber dolor de cabeza intenso y en el resfriado no

En la gripe suele haber dolor lumbar y en resfriado no

En la gripe los estornudos son raros y en el resfriado no

En la gripe no suele doler al tragar y en el resfriado sí

En la gripe no suele haber irritación ocular y en el resfriado a veces

En la gripe no suele haber secreción nasal intensa y en el resfriado sí

En la gripe suele a haber tos y en el resfriado no.

En casos de gripe:

Lavarse las manos antes de cada comida con abundante agua y jabón.

Usar pañuelos desechables.

Utilizar máscaras protectoras en casos específicos.

Aumentar la ingestión de líquidos.

Humidificar el ambiente.

Evitar el humo del tabaco.

Ventilar bien el ambiente.

Evitar los locales mal ventilados con mucha gente.

Evitar los cambios abruptos de temperatura.

Descansar.

¿Por qué no se tienen que tomar antibióticos? Porque la gripe y el resfriado son causados por virus, y los antibióticos atacan a las bacterias. Los antibióticos sólo son recomendables en casos de presentarse sobreinfección bacteriana.

Entre los medicamentos más efectivos para la gripe y el resfriado encontramos los analgésicos como el paracetamol, y los analgésicos-antiinflamatorios no esteroideos (AINES) por vía oral, como el ibuprofeno. Estos pueden ser útiles para aliviar los síntomas generales de la gripe o resfriado como: el dolor generalizado, la fiebre y el dolor de cabeza.

En caso de que el paciente esté muy afectado por la secreción nasal o los estornudos, se puede administrar un antihistamínico, como la cetiricina, clorfenilamina, loratadina, por vía oral durante unos días.

Si la obstrucción nasal es un gran problema, se puede añadir un vasoconstrictor por vía nasal, como la oximetazolina, nunca sobrepasando los 5 días.

Los vasoconstrictores por vía oral, como la pseudoefedrina, se pueden utilizar pero teniendo en cuenta que están contraindicados en pacientes con hipertensión, cardiopatía o ansiedad.

Cuándo haya tos irritativa no productiva muy irritativa se puede recomendar un antitusivo, como el dextrometorfano. Si la tos es productiva hay medicamentos a base de plantas como el tomillo o la hiedra.

Consulta los artículos recomendados en nuestra tienda online

Caspa

Caspa

Caspa

El cabello es un elemento muy destacado en la imagen de una persona; por eso hay que cuidarlo y mantenerlo sano y limpio, utilizando siempre productos adecuados, algo fundamental para combatir problemas como la caspa.

La caspa es una descamación excesiva del cuero cabelludo que provoca la aparición de unas escamas homogéneas y agrupadas, visibles para la persona afectada y para los que están a su alrededor. Las escamas aparecen como capas en el cabello y en mayor o menor grado sobre la ropa o las almohadas.

Técnicamente se llama pitiriasis, debido a que siempre están presentes en ella las esporas de Pitirosporum ovale, un hongo capaz de hidrolizar el sebo y que se encuentra en el cuero cabelludo de cualquier individuo normal.

Distinguimos dos tipos de caspa:

La pitiriasis seca o caspa seca, muy frecuente, y que consiste en una descamación con escamas blanquecinas, secas y finas, que se desprenden fácilmente o por rascado y que no produce prurito ni signos inflamatorios.

La pitiriasis esteatoide o caspa grasa, que presenta escamas englobadas con sebo; son mayores, más espesas, oleosas, amarillentas y pegajosas, más adheridas al cuero cabelludo y a los cabellos. Se asocia a la seborrea y se localiza preferentemente en áreas seborreicas de la cabeza, como son la zona frontal o la zona de la nuca.

La caspa afecta a cerca del 20% de la población. Su severidad aumenta en invierno y disminuye en verano. Al contrario de lo que se piensa, su aparición no está relacionada con el estado emocional de la persona, aunque se complica en estados de estrés.

Se manifiesta especialmente durante la pubertad, cuando se alteran muchas actividades de la piel, y alcanza su punto máximo entre los 30 y 40 años. Y puede confundirse con otras patologías, como la dermatitis seborreica o la psoriasis.

Existen productos que consiguen resultados excelentes a la hora de solucionar este problema, que a menudo preocupa más en el orden estético que por tratarse de una enfermedad cutánea. Los cuidados cosmetológicos consisten en la utilización de champús específicos con reglas estrictas de aplicación que deben seguirse disciplinadamente.

Incorporan en su formulación sustancias antifúngicas y antibacterianas de amplio espectro y sustancias específicas como son el piritionato de zinc, la piroctona olamina, el disulfuro de selenio y algunas plantas medicinales como la capuchina (Tropaeolum majus), que deben utilizarse de forma adecuada para cada tipo de caspa.

La caspa también puede ser un síntoma de la seborrea, la psoriasis, la micosis o la pediculosis. Es recomendable evitar rascarse excesivamente. Rascarse hasta quebrar la piel puede aumentar el riesgo de infecciones, particularmente de Staphylococcus aureus y estreptococos, y alopecia provocada por afecciones a la piel

La caspa varía de una persona a otra. Puede ser necesario probar varios champús con ingredientes activos diferentes (sulfuro de selenio, alquitrán, ácido salicílico, piritionato de zinc, ketoconazol ) para encontrar el más adecuado para cada individuo en particular

Se recomiendan los lavados frecuentes con champús específicos, en dos tiempos, realizando masajes suaves que ayudan a despegar la caspa. un individuo puede encontrar que alternar entre diferentes tratamientos sea más efectivo que apegándose a un régimen único, que puede volverse menos efectivo con el paso del tiempo

Deben alternarse con champús suaves.

Se aconseja el secado con secador con aire templado

Visita los artículos recomendados en nuestra tienda online

Despigmentantes

Despigmentantes

Tras la exposición solar estival es habitual que las manchas se intensifiquen, por ello estos meses son un buen momento para tratarlas, especialmente por la menor intensidad de la radiación ultravioleta.

Los lentigos son manchas que aparecen con el sol que no remiten por sí solas y que suelen localizarse en cara, escote, dorso de las manos y piernas.

En el caso del melasma, se trata de un tipo de mancha hormonal que aparece en embarazadas y mujeres en edad fértil aunque también pueden afectar a hombres en menor medida, apareciendo manchas en el rostro, sobre todo en mejillas, frente y encima del labio”. Los anticonceptivos orales son una de las principales causas del melasma y su uso debería asociarse durante todo el año con fotoprotección

En la actualidad existen diferentes opciones de tratamiento para la eliminación de las manchas solares, siendo el láser el más efectivo. Tras el tratamiento, será necesario  aplicar fotoprotección solar estricta, hidratación y, en ocasiones se combinará con fórmulas despigmentantes para potenciar los resultados y a modo de mantenimiento.

Al finalizar el verano suele recomendarse los tratamientos despigmentantes para eliminar las manchas de la piel producidas por la exposición solar, además, es relevante el segmento de mujeres que acuden a la farmacia después del embarazo con manchas localizadas en cuello, escote y rostro debido al cambio hormonal .

Los productos cosméticos antimanchas bloquean la producción de melanina. La hidroquinona “es uno de los componentes más utilizados para tratar el melasma y otras hiperpigmentaciones porque bloquea la producción de melanina aunque su uso ha estado cuestionado por provocar irritaciones”. Una alternativa a este activo es el ácido kójico que se extrae de un hongo asiático y, aparte de aclarar la piel, aporta luminosidad.

Otros activos cosméticos para combatir las manchas son el ácido elágico, un antioxidante que se extrae de frutas como la granada, las frambuesas o los arándanos, el ácido salicílico, el glicólico, el azelaico, el retinol y la vitamina C.  El retinol no está indicado en mujeres embarazadas, y, respecto a las cremas que contienen vitamina C es importante usarlas con la piel muy hidratada porque si no se pueden formar puntos negros u otras imperfecciones.

Visita los artículos recomendados en nuestra tienda online

Protectores labiales

Protectores labiales

El sol, el viento, el frío etc. son agentes climáticos causantes de la deshidratación de la piel expuesta y, sobre todo, de los labios, ya que su capa exterior no tiene la misma estructura que la piel del resto de la cara, sino que es una semimucosa, es decir, una transición entre la piel y las mucosas, con una capa de queratina muy fina.

Los labios no tienen glándulas sudoríparas (productoras de sudor) y presentan muy pocas glándulas sebáceas (productoras de grasa), por lo que los agentes externos agreden más fácilmente la piel de los labios, que está menos protegida, produciendo una deshidratación que, en muchos casos , puede dar lugar a una descamación o queilitis. No hay que olvidar otros factores de carácter individual, que también pueden producir sequedad en los labios, como algunas enfermedades y una mala nutrición.

Los protectores labiales son productos cosméticos que tienen una composición con ingredientes muy específicos capaces de proteger la piel frente a las agresiones externas y de corregir y reparar la sequedad labial, que a veces es tan incómoda y molesta.

PROTEGER LOS LABIOS EN UNA SITUACIÓN DE EXPOSICIÓN SOLAR INTENSA

En la composición de los protectores labiales encontramos, básicamente, manteca de cacao, que es un buen emoliente para la piel del labio, junto con otros ingredientes destinados de manera específica a la protección, tales como filtro solar. Para un buen protector labial, la filtración solar debería ser de un mínimo de 15, y mucho más alta cuando está destinado a utilizarse en situaciones de sol intenso como las que se dan en verano o en la nieve.

Otro ingrediente utilizado en los protectores labiales es la vitamina E, por las propiedades hidratantes, antioxidantes y antienvejecimiento que presenta. También se incorporan plantas medicinales como el hamamelis o la melisa por sus propiedades astringentes y calmantes y, sobre todo, balsámicos que ayudan a recuperar la normalidad de la piel de los labios proporcionando un agradable bienestar.

Es muy recomendable la utilización de protectores labiales siempre que se tiene tendencia a la sequedad labial, y es obligada en las exposiciones al sol, utilizando un protector con filtro solar.

Se debe utilizar un protector labial balsámico cuando la tendencia a la sequedad de los labios es muy frecuente.

Siempre que haya exposición solar, hay que utilizar un protector labial con filtro solar elevado.

Consulta en nuestra tienda online los productos recomendados de protección labial

Consulta en nuestra tienda online los productos recomendados de tratamiento labial

Plantas medicinales para los catarros

Plantas medicinales para los catarros

Son numerosas las especies vegetales y productos naturales que pueden emplearse para la prevención y tratamiento de las afecciones respiratorias. Entre las que pueden utilizarse con fines preventivos figuran aquellas que ejercen un efecto inmunoestimulante y adaptógeno. Para el tratamiento y mejora de la sintomatología asociada a estas enfermedades pueden utilizarse principalmente plantas con efecto antiséptico y plantas con propiedades antitusivas y expectorantes.

También se podrían emplear plantas con propiedades analgésicas y antipiréticas como Sauce (Salix sp., Salicaceae) o Ulmaria (=reina de los prados) (Filipendula ulmaria (L.) Maxim, Rosaceae) y plantas con acciones antiespasmódicas y antiinflamatorias como las manzanillas, común (Matricaria recutita L.) y romana (Chamaemelum nobile (L.) All.) de la familia Asteraceae

Existen plantas y productos naturales con actividad antiséptica Puesto que la mayor parte de las afecciones respiratorias son causadas por agentes infecciosos, las plantas medicinales y productos naturales con actividad antiséptica son especialmente eficaces en su tratamiento y en la prevención de complicaciones. Entre ellas, las más importantes son las que contienen aceites esenciales y resinas, si bien otros compuestos de tipo fenólico o terpénico contribuyen a su eficacia. Las plantas con estas propiedades son eucalipto, menta y tomillo

Las plantas antitusivas y expectorantes están indicadas en el tratamiento de afecciones del tracto respiratorio que cursan con síntomas comunes entre los que destacan tos, mucosidad y expectoración. El efecto beneficioso de estas plantas se debe a la presencia en ellas de distintos tipos de compuestos, principalmente mucílagos, saponósidos, naftoquinonas, diterpenos y taninos.

Los mucílagos son polisacáridos complejos que comparten la propiedad común de hincharse en contacto con el agua, formando disoluciones más o menos viscosas capaces de recubrir la mucosa orofaríngea protegiéndola de inflamaciones e irritaciones locales, de tal forma que producen un efecto calmante e hidratante de la mucosa del tracto respiratorio e inhiben el reflejo de la tos. Las plantas con estas propiedades son amapola, líquen de Islandia, llantén, malva o altea

Los saponósidos o saponinas actúan provocando una irritación local que origina por vía refleja un incremento en la secreción bronquial, de tal forma que se diluye el moco, reduciendo su viscosidad y facilitando su expulsión por medio de la tos y el aumento de la actividad ciliar. Las plantas con estas propiedades son hiedra, polígala o regalíz

Otras plantas contienen otros componentes igualmente efectivos. Las plantas con estas propiedades son Drosera o Marrubio

Las plantas medicinales inmunoestimulantes son aquellas que incrementan la resistencia inmunitaria. Están indicadas en el caso de personas inmunodeprimidas o con infecciones recurrentes. La planta medicinal más relevante de este grupo es la equinácea, si bien recientemente se han introducido otras especies de gran interés, como el própolis.

Consulta los productos recomendados en nuestra tienda online

Limpieza interdental

Limpieza interdental

El cepillo dental tan solo se limpia el 60% de la superficie dental. Entonces, ¿como limpiamos el 40% restante?. Para limpiar estas superficies dentales que faltan y que son de difícil acceso, se recomienda usar el cepillo interdental al menos una vez al día, convirtiéndolo en un hábito diario saludable.

Para eliminar los residuos de alimentos y la placa bacteriana de entre los dientes, los cepillos interdentales son la solución preferible. De hecho, son útiles para limpiar los espacios especialmente anchos o estrechos entre los dientes, para una higiene precisa de los elementos de un puente, de los implantes, y en los casos en los que se forman espacios en la base de los dientes (recesión gingival). Su versatilidad los hace ideales también para los pacientes que usan aparatos de ortodoncia.

El cepillo interdental debe utilizarse al menos una vez al día, preferiblemente después de cenar. Sobre todo al principio, es mejor hacerlo a la misma hora. De esta manera, se convertirá rápidamente en un hábito diario saludable.

SEDA O CINTA DENTAL : Se recomienda mas la cinta dental, ya que por su superficie aplanada proporciona mayor superficie de arrastre.  La cinta, puede incorporar cera, facilitando el deslizamiento de la misma. Se utiliza en espacios interdentales y en donde no cabe un cepillo interdental.

HIGIENE INTERDENTAL PARA IMPLANTES: SUPER-FLOSS: seda dental específica para implantes o prótesis fija. Contiene 2 texturas: La parte rígida es la que nos facilita enhebrar entre o por debajo de las fundas o implantes, para luego poder llegar a la textura esponjosa que es la que  arrastrara la placa bacteriana o restos de alimentos que se deposite en las paredes de los implantes.

IRRIGADORES  DENTALES es un aparato de irrigación dental (con un deposito de agua), desde el cual y por su extremo, sale un chorro pulsátil de agua. El chorro de agua se posicionara entre la prótesis y los implantes despegando así restos de alimentos que estén poco adheridos ya que no arrastra las bacterias que están adheridas. Recomendable para personas con muy difícil acceso a la prótesis sobre implantes.

Para eliminar los residuos de alimentos y la placa bacteriana de entre los dientes, los cepillos interdentales son una solución práctica, efectiva, y, sobre todo, versátil. De hecho, son útiles para limpiar los espacios especialmente anchos o estrechos entre los dientes, para una higiene precisa de los elementos de un puente, de los implantes, y en los casos en los que se forman espacios en la base de los dientes (recesión gingival). Su versatilidad los hace ideales también para los pacientes que usan aparatos de ortodoncia.

Consulta los productos recomendados en limpieza interdental

Suplementos musculoarticulares

Suplementos musculoarticulares

A partir de nuestra tercera década, nuestro organismo pierde capacidades para sintetizar colágeno, dando lugar a problemas en articulaciones, huesos y piel, donde nuestras capacidades se verán disminuidas,  nuestro aspecto envejezca y las articulaciones empiecen a degradarse.

El cartílago de la articulación se va desgastando con el paso del tiempo. Ésto conlleva que los extremos de los huesos estén menos protegidos y que el rozamiento pueda provocar molestias y dolor. Un elevado porcentaje de personas padecen malestar articular y éste aumenta a medida que pasan los años. En el caso concreto de las mujeres, la llegada de la menopausia aumenta el riesgo de padecer molestias articulares debido, principalmente, a los cambios hormonales. Los responsables son los estrógenos, que en esta etapa disminuyen sus niveles y que juegan un papel protector de la articulación.

Los deportistas profesionales y los que realizan ejercicio físico diario, someten a sus articulaciones a una repetición constante de movimientos que hacen que las articulaciones se vayan desgastando y que puedan surgir molestias o dolor.

Es por ello que han aparecido una serie de productos que intentan luchar contra el envejecimiento articular:

Colágeno

El colágeno es una proteína que está presente en todos los tejidos de tu cuerpo que actúan de armazón para sostenerte: en huesos, tendones, ligamentos, cartílago, músculos y piel.

Por lo tanto, para una correcta fabricación del colágeno y de otras proteínas es fundamental que tengas un buen aporte de aminoácidos.

En general, los suplementos de colágeno contienen son complejos de aminoácidos, que son las moléculas que conforman las proteínas. Y al ingerirlos “de forma extra” en estos suplementos, aseguras a tu cuerpo un aporte adecuado de los mismos para que pueda fabricar colágeno.

Se  recomienda tomar colágeno hidrolizado cuando necesitas suplir carencias en la nutrición, por ejemplo en personas de cierta edad, con algún problema nutricional, para intentar mejorar la calidad del cartílago de las articulaciones (por ejemplo en caso de condromalacia rotuliana), en caso de una enfermedad crónica que provoque algún déficit en la dieta o en la absorción de nutrientes, en caso de artrosis, artritis reumatoide u osteoporosis o en caso de dolores articulares crónicos

Msm (metilsulfonilmetano)

Esta forma molecular del azufre es de las mas biodisponibles (85%) de las que podemos encontrar en el mercado, por ello es de las mas efectivas. El azufre forma parte de los minerales esenciales para el organismo y que insuficiencias de éste están asociadas a procesos de envejecimiento de la piel y deterioro de los tejidos. Cuando el organismo posee cantidades óptimas de MSM, favorece la flexibilidad de los tejidos conectivos y de la piel, contribuyendo a una buena cicatrización. El MSM también posee propiedades antiinflamatorias.

Sulfato de Glucosamina y Sulfato de Condroitinina

Estos compuestos son la base química del tejido cartilaginoso que se encuentra por todo el cuerpo de diferentes formas, y en función de su especialidad, podemos encontrarlo ya sea en los cartílagos de todas las articulaciones, discos intervertebrales, tendones, ligamentos y cápsulas articulares, meniscos e incluso en la propia fascia que recubre cada microfibra muscular, visceras y periostio de los huesos. Los condrocitos son células que producen colágeno y proteoglicanos, estos últimos formados a su vez por éstas dos sustancias, entre otras.

Ácido Hialurónico

Es otra de las sustancias presentes de forma natural en el cuerpo humano. Al formar parte de los glucosaminoglicanos, tiene relación directa con el sulfato de glucosamina y condroitinina y cumple un papel fundamental en proceso homeostático articular, es decir, interviene en los procesos de autoregulación y mantenimiento de la composición y propiedades internas de las articulaciones y tejidos, sobre todo con el líquido sinovial, el cual lubrica y nutre al cartílago.

Cabe destacar que es una sustancia que ayuda a retener agua, con lo que hidrata los tejidos, característica muy importante, sobretodo en la piel.

Magnesio

El magnesio en su forma salina, es un mineral sumamente importante para toda célula viva. Se ha observado que tiene una relación muy directa en la formación del colágeno, podríamos decir que funciona en cierto modo como precursor. Insuficiencias de magnesio están muy asociadas con la artritis y la osteoporosis, patología que degrada el sistema óseo.

Por otro lado también tiene una estrecha relación con el estrés, el cual puede generar déficit de magnesio, y viceversa, dicho déficit contribuye a adoptar una hipersensibilidad al estrés.

En el ámbito deportivo está muy ligado a la aparición de calambres y espasmos musculares durante o después del ejercicio, ya que está presente en las células del tejido nervioso; y ya sabemos lo molestos y dolorosos que son, y mas aún cuando aparecen constantemente.

Complejos de sales minerales

Estas fórmulas son altas en calcio, magnesio, cromo y zinc y vitaminas del grupo B, juegan un papel esencial en las reacciones del estrés y ayudan mitigar sus efectos como el cansancio físico.

Antioxidantes

Ayudan a eliminar los maliciosos radicales libres, moléculas inestables y altamente reactivas que tienen como cometido oxidar otras beneficiosas volviéndolas a su vez inestables y así provocar una reacción en cadena que sin duda provocará múltiple daño celular. Entre los mejores antioxidantes podemos encontrar Ácido Alfa Lipóico, Resveratrol, Vitamina C, Chlorella, Astaxanthin y CoQ-10

Visita los artículos recomendados en nuestra tienda online

Bienestar íntimo

Bienestar íntimo

Las mucosas vaginal y vulvar son tejidos extremadamente sensibles. El déficit o el exceso de higiene o el uso de productos inapropiados pueden provocar un desequilibrio de la flora protectora de la zona íntima y causar irritaciones o infecciones.

Normalmente la zona genital  contiene muchos tipos distintos de bacterias; algunas se consideran “buenas” o “beneficiosas”, ya que sirven para mantener la zona genital en buenas condiciones de salud, y otras se consideran “malas”, dado que pueden resultar dañinas. En la flora vaginal normal ambos tipos mantienen un delicado equilibrio.

Algunas actividades diarias inofensivas pueden influir en la resistencia natural de tu vagina. Por eso, la vagina necesita productos que no contengan jabones y que respeten las protecciones naturales de la zona íntima.

Son muchos los factores que pueden perturbar el equilibrio natural de la flora protectora de la zona vaginal. Si esas perturbaciones alcanzan proporciones excesivas, la flora ya no está en condiciones de adaptarse, lo que puede dar lugar a infecciones vaginales. Los factores que pueden afectar al equilibrio natural son, entre otros fluctuaciones hormonales durante menstruación, embarazo, menopausia o actividades diarias como ejercicio, actividad sexual, determinados medicamentos y antibióticos, jabones o geles de ducha normales, estrés, fatiga o un sistema inmunitario debilitado, ropa interior sintética o ajustada o suavizantes agresivos usados para la ropa interior.

El olor femenino es totalmente normal y muchas mujeres lo sienten. Los olores normales pueden estar provocados por el sudor, bacterias y fluctuaciones hormonales. Limpiarse o ducharse diariamente con agua templada (no caliente) y con un limpiador suave y no irritante puede ayudar a reducir estos olores.

Si sientes un olor fuera de lo normal  puede ser un signo de infección vaginal. Conviene saber que una cierta cantidad de flujo vaginal es perfectamente normal. Las paredes vaginales y el cuello uterino contienen glándulas que producen una pequeña cantidad de líquido que ayuda a mantener la vagina limpia. Este líquido normal suele ser transparente o de un color blanco lechoso y no presenta un olor desagradable. El flujo vaginal normal es más espeso en momentos concretos del ciclo menstrual (especialmente durante la ovulación).

La perturbación del entorno ácido en la zona íntima facilita la reproducción de bacterias dañinas. Esto puede provocar un desequilibrio en la flora vaginal que puede ocasionar molestias vaginales. Si notas picores, flujo excesivo o dolor al orinar, es posible que tengas una infección vaginal.

Consulta artículos recomendados en nuestra tienda online

Apósitos para curas

Apósitos para curas

Uno de los problemas leves de salud más habituales a lo largo de nuestra vida son las pequeñas heridas. Cortes, arañazos, hematomas y  quemaduras son dolencias leves que todos hemos sufrido alguna vez y que, casi con toda seguridad, volveremos a padecer. Por eso es importante que conozcamos cómo debemos cuidar las pequeñas lesiones y qué productos debemos tener en casa en nuestro botiquín de primeros auxilios.

Una herida es una lesión que se produce en el cuerpo, generalmente por golpes o desgarros en la piel. Cuando nos hacemos una herida, corremos el riesgo de que a través de ella entren microorganismos y produzcan una infección. Por este motivo, lo primero que debemos hacer es evitar que se infecte:

Si la herida sangra, debemos detener la hemorragia aplicando una gasa sobre la lesión.

Una vez que deje de sangrar, limpiaremos la herida con agua y jabón suavedesde el centro de la lesión hacia sus bordes.

Si la herida tiene cierta profundidad, debemos usar suero fisiológico para limpiarla.

Cuando hayamos limpiado la herida, aplicaremos un producto antiséptico para evitar que se infecte. Existen distintos tipos de antisépticos con propiedades y mecanismos de acción diferentes: agua oxigenada, alcohol, povidona yodada, soluciones de mercurocromo y preparados a base de clorhexidina.

En el caso de pequeños cortes en los dedos, una vez limpiada y tratada la herida es recomendable cubrirla con una tirita para evitar que se abra y se infecte. Si se trata de magulladuras y roces producidos por caídas (muy habituales en niños), es mejor cubrirlos con apósitos con hidrocoloides que evitan la infección, reducen los tiempos de cicatrización y permiten el baño.

Es habitual que en el ámbito doméstico se produzcan quemaduras ocasionadas al cocinar o al planchar. Cuando esto ocurra, es recomendable enfriar la quemadura con agua corriente a temperatura ambiente durante algunos minutos. Posteriormente, deberemos desinfectar la quemadura con un antiséptico, preferiblemente en forma de gel, que contribuirá a refrescar la zona.

Para evitar la infección de la quemadura, se deberá cubrir la herida o aplicar cremas o pomadas, que mantienen la humedad de la zona y favorecen una correcta cicatrización, aliviando las molestias que provoca la quemadura.

Un hematoma es una acumulación de sangre en los tejidos superficiales o profundos causada por la rotura de uno o varios vasos capilares tras un golpe. Los hematomas subcutáneos son los más frecuentes y se caracterizan por una hinchazón dolorosa y un color azulado.

Para tratarlos basta con mojar la zona afectada con agua fría después de la contusión y aplicar después un gel o pomada que favorezca la circulación de la sangre.

Consulta los apósitos para curas en nuestra tienda online

Consulta los productos de protección y asepsia en nuestra tienda online

Consultas los reparadores anticicatrices en nuestra tienda online

Consulta los medicamentos para piel y mucosas en nuestra tienda online

Mareo cinético

Mareo cinético

Durante los meses de verano, es cuando más desplazamientos se producen. Los largos viajes hacia las playas o la montaña, en coche o en avión, pueden causarnos mareos.

El mareo es en realidad un concepto algo impreciso que se presenta como una combinación de varios síntomas. Ente ellos predominan el vértigo, que es la sensación de movimiento rotatorio del entorno o de uno mismo, y la sensación de confusión, como si se estuviese  flotando.

Hay sensación de falta de estabilidad al andar en la que el enfermo siente que los objetos dan vueltas alrededor suyo. Suele acompañarse de nauseas y vómitos.

Este tipo de malestar es conocido como el mareo cinético. Es una sensación desagradable de inestabilidad, acompañada de alteraciones digestivas y otros síntomas como bostezos, nauseas, sudores fríos, palidez e incluso vómitos. El mareo del viajero se produce normalmente en personas predispuestas.

Su origen está en los movimientos bruscos y externos, como los provoca un coche acelerando y frenando, un barco o un avión. Es muy extraño que afecte a los bebes, pero a partir de los dos años la sensibilidad al mareo aumenta sustancialmente. De los 12 años en adelante la sensibilidad vuelve a disminuir, aunque hay adultos que siguen sufriendo este problema a lo largo de toda su vida. Los ancianos también tienen mayor predisposición a sufrir mareos.

Este mareo cinético es un trastorno del equilibrio. Un pequeño órgano del oído interno permite la orientación espacial de la persona y se encarga de informar al cerebro de la posición del cuerpo en el espacio. Cuando se viaja en un coche nosotros estamos sentados, los ojos nos aportan datos diversos sobre el exterior, ya que los objetos se mueven a gran velocidad. Esto crea confusión entre los tres sistemas de orientación: vista, equilibrio y músculos, y hace que los datos sean incoherentes y no puedan ser integrados en el cerebro de forma normal.

A las personas sensibles, esta confusión crea una extraña sensación de que la cabeza se le va incluso aunque el movimiento cese. Además, palidece, tiene sudores fríos, náuseas o incluso arcadas. Aparece un deseo inminente de vomitar, localizado en la garganta o en la porción superior del estómago.

Una vez que sufrimos los síntomas, el mareo es difícil de cortar, e incluso la sensación continua después de vomitar. Por ello, lo mejor es prevenir su aparición. Y para eso es bueno seguir estas recomendaciones:

Si el viaje es corto, intente no comer nada, y si es largo realice una comida ligera.

No lea durante el viaje. Procure no realizar ninguna actividad que le obligue a fijar la vista en un objeto en el interior del coche.

Las inspiraciones profundas pueden aliviar la sensación de la nausea. El coche debe estar bien ventilado y sin olores fuertes, como a tabaco.

El conductor del vehículo tiene que procurar tomar las curvas evitando continuos cambios en la velocidad. Los acelerones y los frenazos bruscos favorecen especialmente el mareo.

Puede ser útil tratar de recostarse, manteniendo la cabeza fija y la mirada en un punto lejano.

Los medicamentos habitualmente recomendados en la farmacia para el mareo cinético, tienen una buena relación eficacia/riesgo.

Por su parte, el desmayo se define como la  pérdida momentánea del conocimiento por una disminución del flujo sanguíneo al cerebro, caracterizada por tener un inicio brusco, duración corta y recuperación espontánea.

Es posible enumerar varias causas o situaciones que pueden provocar un desmayo como problemas cardíacos., cambios bruscos de postura (pasar de estar tumbado o sentado a estar de pie), que pueden producir hipotensión ortostática, que es una bajada brusca de la tensión arterial, bajada de azúcar en sangre, consumo de ciertos fármacos, alcohol o drogas, dolor o esfuerzos intensos, angustia y miedo…