Cuidado glúteo del bebé

Cuidado glúteo del bebé

CÓMO CUIDAR EL CULITO A TU BEBÉ

Al principio tendrás que cambiarle el pañal a tu bebé siete y ocho veces al día. Su culito es muy delicado y puede irritarse con facilidad a causa de la humedad, del contacto con la orina y las heces y del roce del pañal. Por lo tanto, requiere un cuidado muy especial cada vez que lo cambias. Descubre nuestros consejos para proteger la piel vulnerable del culito de tu bebé.

En primer lugar, prepara todo lo que vas a necesitar sobre el cambiador: pañales, algodón, un producto limpiador, crema para el culito, etc.

Cámbiale regularmente el pañal en cuanto lo notes húmedo o sucio, preferentemente después de las tomas. A los recién nacidos hay que cambiarles con más frecuencia, ya que hacen pis y caquita más a menudo que los niños mayores.

Usa pañales de la talla de tu bebé: un pañal muy pequeño puede provocarle roces y no lo protegen bien de los escapes.

Para cambiarlo, coloca a tu bebé sobre una toalla limpia. Desabrocha el pañal y retira toda la suciedad que puedas con la parte delantera del pañal, ciérralo y tíralo.

Luego, limpia el culito de tu bebé con un fluido limpiador sin aclarado o con toallitas especiales para el cambio de pañal.

La limpieza del culito debe hacerse de arriba hacia abajo, de la zona más limpia a la más sucia, con el fin de no arrastrar las impurezas.

En el caso de las niñas, hay que limpiar desde la vulva (pliegue exterior de los labios, luego el medio) hacia las nalgas.

En el caso de los niños, hay que limpiar el pene, el escroto y alrededor, y después las nalgas.

Seca bien los pliegues para evitar cualquier maceración. Cuando sea posible, deja secar la piel al aire.

Abre un pañal limpio y coloca a tu bebé en el centro, de forma tal que los adhesivos queden a la altura de su ombligo. Para un niño, verifica que su pene esté bien posicionado hacia abajo antes de cerrar el pañal, para evitar los escapes.

Cuando la piel no está irritada, será suficiente utilizar cremas que son más fluidas. Las pomadas y las pastas al agua mucho más densas están indicadas cuando la piel del área del pañal ya está irritada. En este caso, se deberán aplicar formando una capa gruesa que evite el contacto de la piel inflamada con la orina y las heces, favoreciendo la curación.

Cuando tu bebé tiene el culito irritado, necesitas algo con activos astringentes, regeneradores e hidratantes, que creen una barrera infranqueable que permite a la piel el descanso necesario para su regeneración. Especialmente útil desde la aparición de los primeros dientes, cuando las heces más ácidas de tu bebé pueden facilitar que aparezcan las irritaciones.

En ocasiones, pueden incluso proliferar microorganismos, dando lugar a infecciones, necesitaras una fórmula específica con propiedades antifúngicas, astringentes y regeneradoras. Evita el crecimiento de microorganismos y repara y protege frente a irritaciones, escoceduras y rojeces producidas en el área del pañal. Sin corticoides.

Existen fórmulas magistrales con eosina que son muy astringentes, pregunta en la farmacia.

Por último, durante el cambio de pañal, nunca te alejes del cambiador: ¡las caídas se producen en pocos segundos!

Mira los artículos recomendados en nuestra tienda online

Diferencias entre la crema solar de niños y de adultos

Diferencias entre la crema solar de niños y de adultos

Diferencias entre la crema solar de niños y de adultos

La piel de los recién nacidos es muy diferente a la piel de los adultos: es hasta diez veces más fina, se seca con facilidad, todavía no es capaz de regular bien la temperatura y resulta más propensa a alergias e irritaciones.

Pediatras y dermatólogos recomiendan no exponer a los bebés y niños directamente al sol y protegerles adecuadamente. No obstante, muchas veces aunque no estén directamente expuestos, la radiación UV puede reflejarse en muchos elementos del día a día.

Es importante tener en cuenta que no hay ningún protector solar recomendado para bebés menores de 6 meses,  ya que su piel es demasiado sensible y todavía no ha desarrollado plenamente su capacidad para segregar melanina.

A partir del sexto mes de vida sí se pueden utilizar de forma segura cremas solares para bebés, eso sí, siempre que sean cremas 100 % con filtros físicos minerales

Los fotoprotectores para niños tienen una alta resistencia al agua y a la fricción, ideal para os juegos en el agua y la arena. Su fórmula es biodegradable para cuidar el medio ambiente.

A diferencia de las cremas solares para adultos, no se utiliza alcohol, o el porcentaje es más bajo, para evitar la sequedad de la piel. Además, en general, son más resistentes al agua.

Las cremas solares pediátricas suelen estar formuladas con mayor porcentaje de filtros físicos que químicos. Los productos de adultos, por su parte, utilizan mayor proporción de filtros orgánicos, disminuyendo el efecto blanquecino, que tan poco gusta a las personas de más edad.

No tienen conservantes, ni perfumes, lo cual disminuye el riesgo de reacciones alérgicas,. Si el niño utilizase un solar para adultos, podrían producirse reacciones alérgicas a algunos de estos elementos.

También hay que ir con cuidado con los fotoprotectores formulados sobre bases alcohólicas, como suelen ser los aerosoles, ya que es posible que produzcan sequedad en la piel del niño.

Los filtros para niños son más untuosos, por tanto, deberían dejar de utilizarse cuando la piel comienza a tener mayor secreción sebácea por la acción de las hormonas, es decir en la pubertad

Las cremas o protectores solares deben aplicarse en “cantidad generosa” sobre la piel seca  de nuestros niños y en todas las partes del cuerpo expuestas al sol. Para garantizar la eficacia de estos  protectores, estos se deberían aplicar entre 15 y 30 minutos antes de que nuestros peques se expongan al sol. Solo así la piel tiene tiempo de absorber el protector y estar perfectamente protegida frente a las radiaciones solares.

A la hora de aplicar la crema solar en niños y sobre todo en bebés, debemos extremar precauciones en determinadas partes del cuerpo más sensibles y propensas a quemaduras como son: el cuero cabelludo y la nuca, las orejas, la nariz, los hombros, los pómulos, la zona superior de los muslos, las manos y empeines, así como  la planta de los pies, además de proteger los labios con barras fotoprotectoras.

Y sobre todo tener en cuenta que hay que renovar constantemente el protector solar, cada dos horas, y después de cada baño prolongado, aunque la crema sea resistente al agua y de muy alta protección. Además hay que renovar el protector solar después de cada secado, para que os hagáis una idea, un secado con la toalla puede eliminar hasta un 85% el protector.

Visita los protectores solares para niños en nuestra tienda online

Chupetes

Chupetes

No se debe comenzar a usar antes de los 15 días de vida, hasta que la lactancia materna esté bien establecida, y debe suprimirse antes del año.

Se recomienda restringir su uso a partir de los 8 meses y suprimirlo al año. Sin embargo, aunque el uso del chupete disminuye con la edad, en torno al 15-20% de los niños lo continúan utilizando a los 3 años.

Es evidente que el chupete debe utilizarse para relajar al neonato, pero no debe utilizarse cada vez que este llore y debe retirarse al cabo de unos 10 minutos.

Hay que tener especial cuidado con el estado de conservación e higiene, esterilizándolos periódicamente y renovándolos cuando la tetina se deforma, el material está pegajoso o aparece alguna grieta.

No impregnarlo con sustancias dulces, ya que ello favorece la aparición de caries.

Para la seguridad del bebé:

Nunca sujetar cintas o cuerdas al chupete, su bebé podría estrangularse con ellas.

Inspeccionar cuidadosamente el chupete, especialmente cuando el niño tiene dientes.

Tire del chupete en todas direcciones.

Desechar el chupete a los primeros síntomas de deterioro o fragilidad.

No dejar el chupete expuesto a la luz solar directa o cerca de una fuente de calor, ni en contacto con un desinfectante (solución esterilizante) durante más tiempo del recomendado, puesto que esto puede dañar la tetina.

Mantener el protector separable de la tetina fuera del alcance de los niños para evitar asfixia. Antes del primer uso, mantener el chupete en agua hirviendo durante 5 min., dejarlo enfriar, y extraer del chupete todo el agua retenida. Esto es por razones de Higiene.

– Limpiar antes de cada uso.

– En caso de que el chupete llegara a quedarse alojado en la boca del bebé, no se llevarse por el pánico, el diseño de este chupete impide que su bebe se pueda ahogar. Sacar el chupete de la boca con cuidado, tan delicadamente como sea posible.

Consulta los chupetes de nuestra tienda online

Leches infantiles

Leches infantiles

La Organización Mundial de la Salud recomienda la lactancia materna exclusiva hasta los seis meses de edad. Sin embargo, existen situaciones en las que el bebé no puede ser alimentado con leche materna, por lo que resulta imprescindible el uso de leches infantiles que la sustituyan. En caso de que la lactancia materna no sea posible.

Los avances en el conocimiento de la composición de la leche materna, la nutrición, y la higiene en la manipulación de la leche de otras especies han conseguido que sea posible elaborar sustitutos de leche materna que permiten el desarrollo y crecimiento del bebé.

La Regulación Técnico Sanitaria de este tipo de productos reconoce dos tipos de fórmulas en lo que a leches infantiles se refiere:

Fórmulas de inicio

La leche de iniciación, también llamada de inicio o tipo 1 es la que tiene una formulación más semejante, dentro de lo posible, a la leche materna y en principio los fabricantes indican que es válida hasta los 6 meses de edad del bebé, pasándose posteriormente a la leche de continuación, aunque en la práctica la muchos pediatras recomiendan su uso hasta los 12 meses.

Preparados o fórmulas de continuación

Se trata de aquellos productos alimenticios que se emplean en la alimentación especial de los bebés a los que ya se les ha comenzado a administrar la alimentación complementaria adecuada, y que constituyen el principal alimento líquido de la dieta de estos bebés, que será progresivamente diversificada según se vaya comprobando que no presentan alergias ni intolerancias a los alimentos que se van introduciendo.

Las diferencias en la composición nutricional de la leche materna y la de vaca hacen necesario que esta última tenga que ser modificada considerablemente cuando se trata de fórmulas para lactantes. La leche humana contiene un tercio del contenido proteico de la leche de vaca, siendo la composición de la caseína, además, diferente. En el caso de la leche humana, la caseína es más fácil de digerir por parte del intestino del lactante. Por otro lado, la presencia de aminoácidos aromáticos es mayor en la leche de vaca, así como la de lactosa, calcio, magnesio, y muchos otros minerales.

A continuación te explicamos las características nutricionales o composición recomendada que deben mantener las fórmulas para lactantes a base de proteínas de leche de vaca:

Proteínas

Los hidrolizados de proteínas de leche de vaca (además de las proteínas de soja) son las únicas bases proteicas permitidas en las fórmulas para lactantes y las fórmulas de continuación. La composición proteica global debe tener una biodisponibilidad similar a la de la caseína, y su contenido en aminoácidos esenciales y semiesenciales debe ser, en cuanto al contenido energético, al menos igual al observado en la leche materna.

Lípidos

El contenido graso debe aportar aproximadamente la mitad de la energía no proteica. Las fórmulas para lactantes utilizan aceite de soja, de oliva, y otras grasas poliinsaturadas, así como aceite de coco, como fuente de grasas saturadas. La combinación de lípidos se realiza de forma que la absorción intestinal sea óptima y proporcione una cantidad adecuada de ácidos grasos poliinsaturados, incluyendo ácidos grasos esenciales.

La leche materna lleva un 22% de ácido palmítico. Un 22%, que es lo que hay en la leche materna está bien si el resto de grasas son las adecuadas. Las leches artificiales lo que hacen es imitar ese porcentaje, que es diferente en la leche de vaca. Tanto en su  porcentaje como en su tipo.Pero tampoco todo el ácido palmítico es igual. El ácido palmítico es una cadena grasa con 16 átomos de carbono. Pero hay variedades. El de la leche de vaca, por ejemplo es una variante que si la toman los niños pequeños favorece el estreñimiento y dificulta la absorción de calcio. El de la leche humana y el de la palma son en una proporción alta “ácido palmítico en posición beta“. Que es digerido con más facilidad por los bebés y favorece la absorción de calcio sin causar estreñimiento.Por eso en las leches adaptadas sustituyen el ácido palmítico de la leche de vaca por ácido palmítico de otro origen (aceite de palma). Para evitar el estreñimiento del lactante.

Hidratos de carbono

Los únicos hidratos de carbono permitidos en las fórmulas a base de proteínas de leche de vaca son la lactosa, la maltosa, la sacarosa, fructooligosacáridos, galactooligosacáridos y maltodextrinas, así como el almidón.

Minerales

La mayor parte de las fórmulas para lactantes están enriquecidas con hierro, cinc y cobre en cantidades que evitan la interferencia entre ellos.

Otros componentes

Las nuevas técnicas de investigación y análisis han permitido conocer con detalle los componentes minoritarios, pero de enorme importancia fisiológica, que contiene este modelo, y las nuevas tecnologías han facilitado la transformación de una materia prima como es la leche de vaca en un alimento que aporta al bebé ingredientes imprescindibles para su crecimiento y desarrollo intelectual.

También es destacable, en el trabajo de la industria farmacéutica y de la alimentación por llegar a la mejor imitación de la leche materna, la utilización de ingredientes como son los ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga (DHA y AA), los nucleótidos relacionados con el sistema inmunológico, los prebióticos y los probióticos facilitadores de la instauración de una flora bifidógena óptima en el lactante.

Gracias a toda esta labor investigadora, hoy se encuentra en la farmacia una amplia gama de leches infantiles para todos los lactantes, con diferentes composiciones, que incluyen también especialidades pensadas para bebés prematuros, intolerantes a la lactosa, alérgicos a la proteína de leche de vaca, niños con cólicos, e incluso la última generación de leches para el día y para la noche, que reflejan las variaciones circadianas de dichos nutrientes en la leche materna y que favorecen el establecimiento de un ciclo sueño-vigilia totalmente fisiológico.

Leche de crecimiento

La leche de crecimiento constituye el tercer escalafón dentro de la lactancia artificial y estaría indicada a partir de los 12 meses, recomendándose por muchos pediatras seguir con la leche de continuación hasta los 18 y pasar luego a la de crecimiento en tal caso.

Consulta los artículos de nuestra tienda tienda online

Pieles atópicas

Pieles atópicas

La dermatitis atópica es una enfermedad de la piel de algunos bebés y niños. Es una enfermedad inflamatoria, es decir, las células de la piel son muy reactivas y se inflaman desmesuradamente. Esto da lugar a las rojeces y eczemas característicos de esta enfermedad y mucha, mucha picazón !!

Pero además les falta el manto hidrolipídico que tenemos todos y que nos protege, es la capa de grassa que no vemos a simple vista pero que está ahí y que nos hace de escudo protector.

Las células de la piel no están bien cohesionadas, al faltar el manto hidrolipídico, y por tanto entre ellas hay una vía de entrada de alergenos y cuando entran nos encontramos con un sistema inmunitario deficiente, incapaz de combatir estos  alergenos y causa una reacción desmesurada de defensa de las células provocando una inflamación excesiva.

Piel sin escudo de defensa …, con el Sist. Inmunitario deficitario … hiper-reactiva, …

COMO ES LA PIEL DE ESTOS NIÑOS?

Es una piel más seca, el agua se escapa entre las células

Piel muy sensible que se irrita con facilidad

Piel reactiva, con cambios de temperatura, por ejemplo, reacciona y enrojece

Pica mucho y el niño no puede controlar el hecho de no rascarse hasta el punto de que se provoca lesiones de rascado en la piel.

Tiene más riesgo de sobreinfección

Esta enfermedad es crónica ya menudo va asociada a otros tipos de alergias como las alimentarias, y también otras enfermedades como asma, es la conocida como Tríada Atópica.

¿QUÉ PODEMOS HACER NOSOTROS?

Mimar mucho esta piel, tenerla en el mejor estado posible para conseguir unos brotes más espaciados y menos duraderos ya que evitarlos no podremos, pues son la manifestación de esta enfermedad.

HIGIENE Y HIDRATACIÓN, ¿COMO SERÁ LA HORA DEL BAÑO?

Haremos baños cortos o duchas rápidas y a temperatura 35º-37º, estas pieles no son amantes del agua en exceso ni caliente, es resecan demasiado y se irritan.

Utilizaremos geles de baño sobreengrasante, que aporten esa grasa que les falta, y que sean libres de cualquier agente que pudiera irritar, como es el jabón, por ejemplo, es decir deberán ser sin-detergente y sin parabenos, ni conservantes, ni perfumes ni nada que pueda causar irritación.

No usaremos esponjas, con la mano y frotando suavemente, para evitar rascarse en exceso.

A la hora de salir de la ducha y secarlos, utilizaremos una toalla suave y secaremos haciendo toques, no frotando.

En el momento de hidratar la piel, usaremos lociones o cremas hidratantes, que hidratan mucho pero también que aporten la grasa que les falta. Suelen ser muy emolientes y cuando los niños se van haciendo más grandes ya no les gusta tanto ponerse la crema. Debemos enseñarles la importancia de una buena hidratación para su piel y que así sean más tolerantes a la hora de hidratarlos.

Si hay zonas muy irritadas, podemos aplicar las cremas intensivas para tratar estadios iniciales del brote. Muy importante, deben ser sin Urea, la Urea es muy hidratante pero pica muchísimo si hay herida, está desaconsejada por una piel atópica.

Si hay mucho brote y lesión, entonces los tratamientos de hidratación que hacemos normalmente no son suficientes y el pediatra nos recomendará un corticoide o una crema inmunomoduladora para contener y reducir el brote. Incluso se podría tener que dar antibiótico para tratar la sobre infección de la piel.

OTROS FACTORES PARA MIMAR LA PIEL INDIRECTAMENTE

Utilizaremos ropa de algodón y transpirable

Lavar la ropa con jabón de ropa suave y sin suavizante

No pondremos colonia directamente en la piel o la cabeza del niño, siempre en la ropa.

Controlar las uñas del pequeño y cortarlas raíz para evitar que se hagan más daño cuando se rascan.

NO olvidar el protector solar, apropiada también para piel atópica, todo el año, sobre todo en días de sol, aunque no sea verano.

Vigilar si hacen deporte y sudan, cuando ya son un poco más grandes, y eliminar el sudor tan rápido como podamos. Si hacen deporte de agua, en la farmacia tenemos lo que se denominan cremas barrera, se aplican a las zonas de pliegues y zonas más reactivas, para hacer una  película protectora resistente al agua que permita que el niño pueda estar más tiempo en el agua minimizando la reacción. Va muy bien también para piscinas tratadas con cloro, ya que el cloro es un agente irritante muy fuerte.

Esta enfermedad es crónica, es decir siempre serán atópicos, puede que en la adolescencia les remitan los síntomas pero hasta entonces, tenemos que ser muy cuidadosos con la piel de estos niños, estar muy encima de una correcta higiene e hidratación. También puede ser que las zonas afectadas sean otros, en adultos suele haber eczema en la cabeza y en las manos.

Piense que una piel atópica necesita muchos días para recuperarse y estar relativamente bien pero sólo hace falta un día de baño excesivo para reaccionar y presentar la peor cara de la atopia !!

Visita los productos de nuestra tienda online

Vitaminas infantiles

Vitaminas infantiles

Suplementos de Omega 3 en niños

Todos sabemos que conseguir que un niño coma lo que debería para estar sano es a veces complicado. Y esto se hace más difícil conforme crece y empieza a tener cierta autonomía para acceder a la comida que le gusta y evitar la que no. Problemas como el Asma, la dermatitis atópica, las alergias alimentarias y el TDAH son importantes en estas edades y tienen como uno de sus orígenes el desequilibrio de “Omegas”. No podemos reducirlo sólo a un desequilibrio de “Omegas”, pero es un factor importante.

En algunos casos, en la práctica resulta casi imposible lograr que durante periodos prolongados de tiempo los niños mantengan dietas adecuadas.Pero hasta que conseguimos esto en algunos casos, cuando aparecen problemas relacionados con una carencia de Omega es razonable aportarlos en forma de suplemento. Y de ellos los más difíciles de incluir en la dieta son los Omega 3 ya que aparecen en aceites vegetales menos habituales y en pescados azules que muchos niños no admiten.

¿Son iguales todos los Omega 3 para niños? Pues no.El factor más importante en seguridad es la concentración de metales pesados. Hay sistemas que extraen el Omega 3 con calor o con disolventes. Pero en la actualidad hay métodos, como la Concentración Supercrítica que logran extraer Omega 3 de alta pureza eliminando metales pesados (si los hubiese) sin recurrir a disolventes ni a calor (que degradaría el Omega 3).

Por tanto a la hora de escoger un suplemento de Omega 3 para un niño es importante que tenga niveles bajos de metales pesados y que se extraiga de forma que no lo degrade

Estimulantes defensas infantiles

Estimulantes defensas infantiles

Los resfriados y las gastroenteritis infecciosas son muy habituales en invierno y en verano, y lo más habitual es que sean producidas por virus.

En el caso de la diarrea concretamente por rotavirus y por adenovirus. El síntoma principal es la diarrea, que se asocia con vómitos, dolores cólicos abdominales, nauseas y en ocasiones fiebre. En general es un proceso autolimitado que no suele superar los 5-6 días, aunque en ocasiones puede persistir por más tiempo. El mayor peligro es la deshidratación que puede ocurrir especialmente en lactantes.

El principal tratamiento de la gastroenteritis consiste en la recuperación de agua y electrolitos, y en mantener reposo para recuperar la energía perdida. Por ello, los primeros días se deben dedicar casi exclusivamente a la ingesta de líquidos, especialmente isotónicos y el tratamiento con probióticos.

¿Podemos prevenir las infecciones víricas?

Lavado de manos: el lavado de manos es una de las mejores formas de prevenir la transmisión de virus,  usa pañuelos desechables y lávate las manos con frecuencia. Se puede usar soluciones hidroalcóholicas, que han demostrado su eficacia.

Probióticos: Una revisión sistemática encontró que diferentes preparados, la mayoría de ellos incluyendo Lactobacillus acidophilus y Bifidobacterium Bifidum en lácteos dos veces al día o tabletas 1 vez al día durante periodos de 3-6 meses al año se asoció a menor intensidad de síntomas y duración de episodios de infección de vías respiratorias altas, pero no a un menor número de episodios. Mantener una flora intestinal equilibrada y sana es importante para el correcto funcionamiento del sistema inmunitario, especialmente importante es reponer la flora tras la toma de antibióticos

Incrementar  el consumo de inmunobióticos:  Inmunibiótico es un nutriente natural que mejora las defensas. Los inmunobióticos forman parte de nuestra dieta normal, pero al aumentar su consumo mejoran las defensas: las vitaminas( A,C,D,E), los flavonoides  (presentes en la uva, mora,arándanos zarzamora,ciruela,zanahoria y cítricos), los carotenoides (presentes en frutas y verduras como la lechuga, espinaca, tomate, berro, acelga y zanahoria). Los crucíferos (son una variedad de verduras como el brócoli, la col de Bruselas y la col común), los ácidos grasos omega 3 y 6 ( presentes en diversos aceites),y Minerales ( como el Zinc y el Selenio)

Lactoferrina: la proteína de suero (lactoferrina) tiene capacidad antiinflamatoria y potencial antiviral

Pelargonium sidoides:. Puede reducir la duración del resfriado en niños y adultos tomado durante 7 días .

Otros productos pueden ser útiles, como la jalea real el popóleo o la equinácea.

¿Qué es la Jalea Real? Es el alimento segregado por las abejas nodrizas. Alimento exclusivo de la reina de las abejas y de sus crías en sus primeros días de vida. Rica en vitaminas del grupo B, minerales y ácidos grasos.

¿Qué es el propóleo? Una sustancia que elaboran las abejas recolectando las resinas que segregan ciertos árboles y que utilizan para revestir la colmena y desinfectarla. Rico en flavonoides, taninos y ácidos que le confieren propiedades desinfectantes.

¿Qué es la equinácea? Una planta medicinal conocida como “ el antivírico vegetal” utilizada por sus efectos inmunoestimulantes.

Podríamos recomendar para prevenir gastroenteritis el lavado de manos con un gel hidroalcohólico, y el uso de un polivitamínico y probióticos.

Xumets

Xumets

Està molt discutida la conveniència sobre la utilització del xumet en els nadons. No obstant això encara preval un major percentatge de pares que opten per emprar amb els seus nens.

Els nadons desenvolupen el reflex de succió des de dins del ventre de la mare i sent aquest un acte que després li permetrà alimentar-se en els primers anys de vida, fa que molts considerin útil seva ocupació, ja que d’una altra forma és comú veure a les criatures succionant el seu dit polze. Per tant en el seu primer any (estimativament) sol ser una solució per calmar l’ansietat i altres molèsties que poden afectar al nadó, com també angoixes que solen relativitzar per la sensació que produeix en el nen el simulat efecte de reemplaçar el pit matern. Malgrat tot el que s’ha dit, els especialistes aconsellen que no s’estengui el seu ús durant molt més temps que el que aquí s’esmenta, tenint en compte complicacions que pot comportar la seva utilització -en excés- a la futura formació dentària, l’aparició de nafres en les mucoses de la boca i el paladar, la mossegada invertida, etcètera.

Les tetines dels xumets es fabriquen amb silicona o làtex. Triar una d’elles dependrà, sobretot, de les preferències del nadó.

  • Generalment es recomana la silicona almenys per als primers mesos ja que no absorbeix sabors ni olors i no es deforma amb el pas del temps. Per als nens amb al·lèrgia al làtex, per descomptat, són l’única opció.
  • La tetina de làtex sol recomanar quan l’infant ja li han sortit les dents, perquè és un material més resistent a les mossegades, suau, flexible i produeix una sensació de succió molt natural.

El xumet amb tetina anatòmica simula la forma del mugró matern, s’adapta totalment al paladar. En el xumet fisiològic la tetina és simètrica i allargada produint una mínima pressió sobre el paladar. Els xumets tot goma són xumets sencers realitzats en làtex, tenen la tetina rodona i és elàstic, ideal per dormir.

Cures i higiene del xumet

Es recomana canviar-lo amb freqüència, sobretot quan el nen ja té dents. Així evitem que pugui separar-algun trosset petit de la tetina que el nen pogués empassar.

D’altra banda, canviar el xumet sovint -i fins i tot alternar diversos chupetes- evita que el nen es “s’enamori” d’un xumet concret i facilita que l’hi puguem canviar quan el xumet es deteriori amb el temps.

El xumet s’ha de rentar sovint. Quan els nadons es fan grans, netejar-lo amb aigua i sabó sol ser suficient.

Botiquín infantil

Botiquín infantil

El kit o farmaciola de primers auxilis és un recurs necessari i imprescindible en els viatges amb nens. És important tenir a mà tot el necessari per a qualsevol situació inesperada i bàsicament hem de reunir:

– Antisèptics. Serveixen per prevenir i evitar infeccions de les ferides. Protegeixen la ferida de microbis i gèrmens que poden empitjorar l’estat de les ferides i espatllar el nostre viatge.

– Material de cures: gases, compreses, apòsits, benes, cotó, etc., que serveixen per netejar, cobrir les ferides de talls o cremades, per protegir la ferida d’una possible infecció, com també per controlar hemorràgies.

– Instruments i eines. Hem de tenir sempre al nostre abast unes tisores, un termòmetre, una llanterna, tovalloletes i mocadors, i unes pinces, per manipular el material de cura.

– Medicaments: analgèsics, antiinflamatoris i antipirètics com paracetamol, ibuprofèn. No es pot preveure una picada d’algun insecte o alguna irritació de pell que pugui ocórrer. També incloure monodosi de sèrum fisiològic per a alguna molèstia als ulls o per netejar el nas.

Antipolls

Antipolls

Les llémenes són els ous dels polls. Aquests últims les dipositen sobre un cabell o un pèl de l’hoste, on romanen fins que eclosionen.

Les llémenes enganxades al cabell poden estar vives (amb embrió en desenvolupament) o buides (l’embrió ja va eclosionar) Ser capaç d’identificar l’estat de les llémenes és important. Les llémenes eclosionades i mortes poden ser evidència d’infecció passada, sense ser un risc d’infecció. Si el cas té només llémenes eclosionades o mortes només, i no llémenes vives o polls, no es tracta d’infecció activa, de manera que no seria necessari tractament.

Existeixen diferents tractaments per combatre els polls. En el cas de les llémenes s’utilitzen llemeneres per extreure dels cabells en els quals estan adherides. El tractament està recomanat en persones en les quals es verifica una infestació activa. Tots els membres de la família i altres contactes propers s’han de revisar.

En el tractament de polls mesures complementàries poden combinar-se amb el tractament adequat. No obstant això, moltes d’aquestes mesures no són necessàries per eliminar els polls. Per exemple: gorres, bufandes, fundes de coixins, roba de llit, tovalloles utilitzades per la persona infestada els dos a 2 dies previs poden rentar-se en rentadores o en sec, ja que els polls i llémenes es moren amb l’exposició durant 5 minuts a temperatura superior a 53,5 °